En las sesiones de musicoterapia para personas mayores se utiliza la música y sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) para facilitar y promover, entre otros, la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, el movimiento, la expresión y la organización.

Esta terapia tiene como objetivo satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas de las personas de edad avanzada.

Hay que destacar los beneficios más relevantes de la musicoterapia entre los mayores tanto a nivel cognitivo, como físico o socioemocial:

  • Cognitivo: Ayuda al aprendizaje, mejora la orientación en la realidad, aumenta la capacidad de atención y concentración y mantiene o mejora las habilidades verbales y de comunicación.
  • Físico: Ayuda a mantener la movilidad de las articulaciones, promueve la relajación, reduce la agitación y disminuye los niveles de ansiedad.
  • Socioemocional: Aumenta la interacción y comunicación social, reduce y previene el aislamiento y mejora las habilidades sociales y la autoestima.

En las sesiones de musicoterapia se trabaja la cohesión del grupo a través de la música, terapia que mejora el estado de salud y bienestar de las personas mayores.